sábado, 6 de junio de 2015

Monseñor Ubaldo Santana: 25 años de entrega incondicional a su grey


Sus enseñanzas trascienden la Iglesia venezolana


Fuente:
KEYLISBETH MUÑOZ KEYLISBETHMUNOZ@QUEPASA.COM.VE
SÁBADO, 06 DE JUNIO DE 2015 A LAS 10:18





Monseñor Ubaldo Santana estableció una iglesia a favor de los más desfavorecidos

Foto: Miguel Andrés Romero



Tal día como hoy la iglesia marabina celebra los 25 años de ordenación episcopal del arzobispo de Maracaibo, monseñor Ubaldo Santana.

Nacido en Cagua (estado Aragua), el 16 de mayo de 1941, Ubaldo Santana Sequera hizo su profesión religiosa perpetua en la Congregación de las Hijas de María Inmaculada en 1966 y fue ordenado sacerdote el 12 de octubre de 1968.

Es licenciado en teología de la Universidad Gregoriana de Roma y en Educación de la Universidad Católica Andrés Bello de Caracas.

El 4 de abril de 1990, el Papa Juan Pablo II lo nombra Obispo Auxiliar de Caracas, recibiendo la OrdenaciónEpiscopal el 27 de mayo de ese mismo año.

La congregación zuliana celebrará estos 25 años con una misa de acción de gracias el sábado 6 de junio, a las cinco de la tarde, en la plazoleta de la Basílica de Nuestra Señora de Chiquinquirá. Para acompañar esta actividad están invitados el nuncio apostólico, Aldo Giordano y los 43 obispos de Venezuela, así como el clero marabino.


Ubaldo Santana cumplió el 27 de mayo 25 años de ordenación sacerdotal, pero se celebrarán hoy y mañana por el aniversario de Corpus Christi —cuerpo y sangre de Jesucristo—

Maracaibo — El pasado 27 de mayo se conmemoró los 25 años de ordenación sacerdotal, de servicio y entrega a la feligresía el monseñor Ubaldo Santana Sequera, segundo Arzobispo de Maracaibo, quien desde el 13 de enero del año 2001 preside la Arquidiósesis marabina; sin embargo, este no es el inicio de su ardua labor frente a la iglesia venezolana, pues desde su niñez y gracias a su formación familiar y en la congregación donde fue modelando su ser además del constante contacto con sacerdotes y laicos le brindaron fuertes cimientos en su ministerio sacerdotal y episcopal.

Monseñor Ubaldo, oriundo de Cagua, estado Aragua, es el menor de familia de 11 hermanos, «desde muy pequeño siente una gran inclinación a la vida religiosa, ayudó en su parroquia como monaguillo, y en su casa le gustaba hacer altares con cajas y mesas», según comentó uno de sus hermanos. Cuando apenas tenía 13 años de edad, es enviado a Francia, lugar en el cual realiza el seminario menor, el noviciado y los estudios filosóficos. Posteriormente, es enviado a Roma para realizar sus estudios de Teología, obtuvo también la licenciatura en Educación en la Universidad Católica Andrés Bello en Caracas.

Recibió la ordenación sacerdotal por imposición de manos del cardenal José Humberto Quintero y posteriormente, recibió la Ordenación Episcopal a través del cardenal José Alí Lebrun; quien se caracterizó por su bondad, humanidad y amor a Dios y a la obra de Cristo en la tierra y su lema era «Veritatem facientes in charitate», («afirmando la verdad con caridad». Ef. 4:15), de esa fuente, monseñor Ubaldo, aprendió a dar sus primeros pasos en su ministerio.


Obispo Ángel Caraballo

Trayectoria

El obispo auxiliar de Maracaibo, Ángel Caraballo, como parte de la trayectoria de Santana en la iglesia venezolana mencionó que en la Diócesis de Ciudad Guayana le correspondió introducir a esa Iglesia a la Renovación Pastoral, auspiciada por el Papa.

«Puso las bases para crear un modelo de Iglesia unida, sinodal, que acoge y no excluye; una Iglesia no autorreferencial y cerrada en la sacristía, anclada en el pasada, sino misionera, es decir, una Iglesia que con el Evangelio va al encuentro del hombre, no espera, sino va, anuncia a todos el amor misericordioso del Padre. Una Iglesia pobre y para los pobres, libre de la mundanidad espiritual, que quiere remediar todo las formas de pobrezas que encontramos en la sociedad».

También «consolidó el proyecto de la Catedral de Ciudad Guayana, fue un gran defensor de la ecología denunciando los abusos contra el ecosistema que cometían las grandes transnacionales en la extracción del oro y el diamante, y acompañó a la masa obrera en sus luchas por tener un salario justo, un buen contrato colectivo y mejor calidad de vida, unió al presbiterio que se encontraba fracturado por problemas del pasado».

Después de un fecundo episcopado en Ciudad Guayana y mientras se celebraba el Gran Jubileo de la Redención en el año 2000, monseñor Ubaldo fue nombrado Arzobispo de Maracaibo, cargo que asumió el 13 de enero de 2001.

Monseñor Ubaldo, por dos períodos, fue presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana y presidente de varias Comisiones de la Conferencia Episcopal Latinoamericana (Celam), hecho que evoca la estatura espiritual, académica y de gobierno de este pastor.


Eleuterio Cuevas, párroco de la Basílica

Logros y alcances

Por su parte, Eleuterio Cuevas, párroco de la Basílica Nuestra Señora de Chiquinquirá, como parte de los logros más resaltantes de Monseñor Santana, resaltó en primer lugar, que «Santana le dio continuidad a la obra que venía realizando el primer arzobispo de Maracaibo, monseñor Domingo Roa, exactamente en las escuelas arquidiocesanas y en su pastorado en los barrios».

Por otra parte, su «gran capacidad de reconciliación que tuvo para unir y fortalecer el clero zuliano ante la crisis actual que vivimos» y finalmente su disposición de trabajo, «son muchísimas horas al día que él dedica a atender y resolver no solo los problemas de la iglesia arquidiosesana si no de Venezuela y de Latinoamérica».

Actividades en su honor

Hoy sábado a las 5:00 de la tarde, se realizará una eucaristía solemne de acción de gracias en la plazoleta de la Basílica, estará presidida por el monseñor Ubaldo Santana y contará con la presencia del nuncio apostólico Aldo Giordano y el cardenal Urosa así como de varios obispos de Venezuela, todos los párrocos de la región y gran cantidad de fieles —se dispondrán de entre 5 mil y 6 mil sillas—.

Mañana domingo se llevará a cabo el undécimo encuentro de jóvenes con el Arzobispo, que será en el Palacio de Eventos a partir de las 7:30 de la mañana, están invitados todos los jóvenes del Zulia, para manifestar los proyectos en pro de la juventud que tiene la arquidiócesis y estos les rendirán honores a Monseñor en sus 25 años de vida episcopal.